961 399 963 cgm@cgmservicios.es

El transporte en cualquiera de sus formas está siendo afectado por la pandemia de COVID-19 que azota al mundo entero: La Asociación Europea de Transitarios Clecat y la Cámara Polaca de Reenvío y Logística han elevado sus advertencias sobre las limitadas cargas de exportación  y los retrasos adicionales de las operaciones portuarias debido a la falta de operadores de transbordo y almacenistas. Los países del este también están comenzando a notar la intensificación del transporte limitado debido al coronavirus, lo que hace que el negro económico europeo sea más grande y más fuerte. Retraso en las entregas y aumento de los precios debido al coronavirus son solo algunos de sus efectos.

Combinando el hecho de que el número de bienes importados es limitado junto con las rutas cortas que llevan a cabo las compañías de transporte, podemos estar preparados para algunos grandes cambios a nivel comercial como resultado del brote de COVID-19. Como estima el experto Jerome de Ricqles, en un futuro no muy lejano la incapacidad de cubrir la demanda dará como resultado un aumento de las tarifas de flete y los costos generales de transporte para fines de marzo. Inevitablemente, esto tendrá un impacto directo en los precios finales de los bienes.

¿Qué efecto tiene el Coronavirus en el mercado logístico europeo?

Tratando de mantener la calma, las autoridades europeas se están tomando muy en serio la amenaza que representa el coronavirus en todo el continente. Desde el comienzo de la crisis se han tomado medidas contundentes para detener la expansión de COVID-19 dentro de las fronteras europeas. Estas prevenciones ya están afectando directamente el transporte de mercancías por carretera, especialmente en lugares donde se han registrado más casos. Un gran ejemplo es el norte de Italia o las fronteras con los países asiáticos.

Más precisamente en el país transalpino, ya se han tomado las decisiones más restrictivas para controlar la amenaza epidémica. Esto en su camino ha tenido una serie de consecuencias importantes para el transporte.

Después de varias medidas de contención, el Gobierno italiano ha dado un paso más y ha decidido “aislar” todo el territorio, incluido Milán, el motor económico más poderoso de la nación. Estas medidas severas se extenderán, por el momento, hasta el 3 de abril, afectando directamente a millones de personas y por lo tanto todo el país. En el caso del transporte, la situación es que se ha prohibido “cualquier desplazamiento” de entrada y salida del territorio, excepto por “requisitos laborales no extensibles o situaciones de emergencia”. Lo que significa esta restricción para los conductores profesionales es que “los trabajadores transfronterizos podrán entrar y salir” para llevar a cabo su trabajo y regresar a sus países de origen, a menos que las personas que viajan estén sujetas a cuarentena o hayan dado positivo por virus.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies